Quiere cantar con Luismi

En su visita a México, Eros Ramazzotti bromea con la prensa y asegura que es una persona positiva.

Enemigo del mal humor, vivaracho, risueño y “martirizado” por la dieta a la que está
sometido, llegó a México el cantautor Eros Ramazzotti para hablar de su nuevo disco, confesar que quiere hacer un dueto con Luis Miguel, festejar el éxito de su trabajo y presumir la felicidad que le ha dado su matrimonio.

“La música que da vueltas por el mundo es la que me hace ser positivo, desde que estaba en el kinder he aprendido a ver las cosas buenas por encima de las malas”, señaló ayer al principio de la rueda de prensa.

Ramazzotti dijo que después de haber hecho un dueto con Tina Turner, Andrea Boccelli y ahora con Cher, le gustaría que el siguiente fuera Luis Miguel.

“El tiempo, la experiencia, es de las cosas más importantes para mí porque me da madurez para seguir creando y sería muy interesante trabajar con él”, señaló.

Resguardado por ejecutivos de su disquera y un traductor con el que bromeó hasta cansarse, el italiano confesó que vender millones de discos y ser reconocido tiene sus desventajas, como hacer promoción en muchos países, pues es una tarea que da mucho cansancio y que implica mantener una imagen.

“No puedo comer porque debo hacer una dieta, soy viejo, no puedo vivir porque siempre estoy a dieta, pero sé que la imagen es importante”, expresó.

El artista pedía que los periodistas hablaran despacio y cuando alguien se identificaba como reportero de un portal de Internet, se refería a ellos como los “punto com” haciendo énfasis en los apellidos del entrevistador para arrancar las carcajadas de los presentes.

Y cuando mencionó en la charla a su esposa, la modelo Michelle Hunziker, y a su hija, Aurora Sophie, aseguró que son de los seres más importantes de su vida porque con ellas ha encontrado la felicidad.

“Vendré el año entrante a dar un show, pero la verdad es que no hago giras muy seguido porque no quiero llegar a mi casa y encontrarme con que mi hija tiene otro papá”, exclamó.

También aseguró que fue satisfactorio haber trabajado con Rick Nowel, Trevor Horn y Nacho Maño en la producción de Estilolibre, aunque para él es primordial contar con el apoyo del público, antes que de las grandes figuras.

“Canto lo que me gusta, el termómetro para un artista es la gente, no el periodista, porque el crítico opina por gusto, es pasional”.

Sobre el boom latino, Ramazzotti externó su deseo porque perdure la música hispana en países anglos y que se reduzca a moda.

“Es muy bueno ver que Ricky Martin tiene éxito, la música en español gusta en todo el mundo, por eso mi disco en español se vende también en Italia”, expresó.

Y para concluir su encuentro con la prensa, Eros recibió del director general de BMG Entertainment México, Paulo Rosa, un Disco de Platino por vender más de 150 mil copias de Estilolibre en el país.

Juan Carlos García
[El Norte ]