Eros Ramazzotti llegó de manera sorpresiva anoche a Monterrey para descansar y prepararse para su show que presentará hasta el viernes ante los regios y con el que arrancará su gira mexicana.

Los organizadores del concierto comentaron que no lo esperaban con cinco días antes de su reencuentro con los regios.

En su arribo al Hotel Presidente Intercontinental, donde se hospedará en su estancia en la Ciudad, el italiano no quiso hablar con los medios de comunicación. Se leveía cansado y de mal humor.

Eros Ramazzotti

Al intentar abordarlo, el cantautor, que se presentará en la Arena Monterrey con su tour Alas y Raíces, sin detener su paso se limitó a decir que no quería hablar, que lo haría hasta hoy.

“No, no… mañana”, fue lo único que mencionó al entrar a las instalaciones del hotel a las 20:00 horas, vestido de jeans, camisa negra, tenis, gorra y lentes oscuros.

Viajó 12 horas, venía de Italia, y en su horario eran ya las 3 de la madrugada, por lo que seguramente estaba agotado e incluso trascendió que se sintió mal.

“Venía muy cansado. Le bajó un poco la presión, pero me dicen que sí está en deuda con los medios. Hoy (ayer) no va a hablar con los medios”, dijo Dante Guillén, de promoción de Zignia Live.

Con este show, el italiano se reencontrará con los regios, pues fue en 1994 cuando realizó su show en el desaparecido Auditorio Coca Cola.

Fuente: elnorte.com/gente